Receta de tarta de caramelo y chocolate

Receta de tarta de caramelo y chocolate

No es la primera vez que comparto receta de postre crudivegano. ¡A quién no se le hizo la boca agua con los deliciosos cupcakes crudiveganos, o con la tartaleta de almendras y caramelo con pistachos y chocolate!… Y es que se han convertido en mis dulces preferidos. Por si hasta ahora no los habías probado, aquí te traigo otra tentación a la que no te resistirás:

Tarta de caramelo con chía, pacanas, chocolate y base de trigo sarraceno y cacahuetes:

fullsizeoutput_8666Base: 290 g de frutos secos crudos o harina de trigo sarraceno, 175 g de dátiles sin hueso, 1/2 cucharadita de sal.

Relleno: 88 g de dátiles sin hueso, 60 ml de aceite de coco derretido, 62 g de semillas de chía mezcladas con 177 ml de agua, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla, 1/2 cucharadita de canela molida, 218 g de uvas pasas, y agua.

Crema de chocolate: 8 g de cacao crudo en polvo, 15g de aceite de coco derretido, 20 g de jarabe de arce puro. Si te gusta un toque de canela añade 1/2 cucharadita.

Para la base se trituran los frutos secos (yo utilicé cacahuetes y otra parte de harina), se añaden los dátiles y la sal, y se tritura todo hasta obtener una mezcla compacta que se extiende y presiona contra la base y paredes de un molde para tarta. Se mete al frigorífico. Ahora se hace el relleno triturando todos los ingredientes (excepto 1/2 taza de pasas que incorporamos después) hasta obtener una mezcla suave. Si es necesario añade agua. Se vierte la mezcla sobre la base. Se refrigera la tarta mínimo 3 horas. Luego se puede decorar con pacanas y la crema de chocolate. Te lo recomiendo, mmm.

fullsizeoutput_8667¿Que tiene bastantes calorías? – sí, es verdad. Pero no importan solo las calorías. Hablamos de una tarta nutritiva, con ingredientes no procesados, crudos y grasas saludables. Así que cómete un buen trozo de tarta sin ningún sentimiento de culpa, endulza tu vida y sonríe 🙂

Esta y otras delicias puedes seguirlas también en  FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube.

¡Feliz  y dulce semana!

Dos recetas con manzana: Crema de calabacín, y tarta crumble

Dos recetas con manzana: Crema de calabacín, y tarta crumble

La manzana es una fruta depurativa, con mucha fibra, rica en pectina y que además ayuda a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. El 85% de su composición es agua, y la mayor parte de sus azúcares derivan de la fructosa. Aporta escasa vitamina C, vitamina E (que es antioxidante) y potasio. Y es baja en calorías (100 gr aportan unas 50 calorías). Aunque parezca contradictorio, es tanto antidiarreica como laxante. Se le atribuyen muchas propiedades medicinales, alimentarias, cosméticas… pero esta vez quiero centrarme en los beneficios a nivel nutricional, y para ello te traigo dos recetas muy sencillas, una salada y otra dulce, en las que es facilísimo incorporar la manzana que a veces nos resulta tan aburrida de consumir a mordiscos, y también son recetas perfectas para adaptarlas a la época estival. ¡Ah! y una buena forma para que los más peques tomen esta fruta sin rechistar.

CREMA DE CALABACÍN, PUERRO Y MANZANA

Una crema con un toque de dulzor especial, sin lácteos, y sin patata. La función espesante se la da la manzana. Así que convertimos esta receta en un plato saludable y saciante. Se puede servir caliente o como crema fría, ideal para veranito.

2555401 - apple and leek soup on a rustic tableIngredientes: 2 calabacines grandes, 2 manzanas, 4 puerros medianos, 4 dientes de ajo, 1 litro aprox. de caldo vegetal o de agua, aceite de oliva y sal.

En una cazuela con un buen chorro de aceite se sofríe el ajo cortado en láminas y cuando esté dorado se echa el puerro cortado en trozos. Cuando estén dorados se añaden el calabacín y la manzana también cortados en trozos, se echa sal y con la cazuela tapada se deja que se cocine un rato a fuego medio bajo. Una vez pochados se añade el caldo o el agua y se deja cociendo a fuego medio unos 20 minutos. Se bate todo y ¡listo!

CRUMBLE DE MANZANA SIN GLUTEN

Un postre delicioso y original, cuya masa se hace mezclando harina, azúcar y grasa, y es de origen anglosajón y también típico de la pastelería alemana.

18032632 - gourmet apple crumbleIngredientes:  Para la masa: 200g de harina de arroz, 100g de azúcar (yo puse xilitol), 200g de manteca fría. Para el relleno: 4 manzanas peladas y cortadas en trozos grandes, zumo de 1/2 limón, 30g de azúcar, canela y nueces.

Primero se pone a macerar el relleno una media hora. Mientras, se van haciendo las «migas» mezclando con los dedos la harina y el azúcar con la mantequilla en dados pequeños. En una bandeja de horno engrasada se pone una cama del relleno que teníamos macerando, y se cubre con las migas. Se hornea 30 minutos a 180º hasta que se vea la costra tostada. Se puede servir caliente o templado. Y se puede repetir 😉

Ya no hay excusas. Prueba y me cuentas el resultado. Y para cualquier tipo de consulta o duda me tienes a tu disposición también en Facebook, Twitter, Instagram o puedes suscribirte al canal de Youtube.

¡Que aproveche! como si fuera… manzana 😉

 

 

Receta de cupcakes de cacao y anacardo

Receta de cupcakes de cacao y anacardo

Para los más golosos, y que les importe su salud, aquí traigo una buenísima y dulce noticia. Una opción muy saludable para endulzarte la vida: los dátiles. Poseen un bajo índice glucémico. En especial, una de las variedades, el dátil medjool, un nutritivo fruto rico en carbohidratos (entre el 50 y el 75%), minerales, vitaminas y fibra (entre 8 y 12 gramos). Los dátiles tienen aproximadamente 275 kcal por cada 100 gramos, pero no son calorías vacías. Es rico en vitaminas del grupo B, y en menor proporción vitamina A, C y E. Y minerales como el potasio, magnesio, cobre, fósforo, hierro, sodio, calcio o Zinc, entre otros.

Los dátiles y otras frutas secas también son una excelente fuente de antioxidantes anticancerígenos, y entre algunos de sus beneficios destaca que proporcionan energía, fortalecen los huesos, reducen la tensión arterial y mejoran el sistema digestivo. Vamos, que es el alimento perfecto para nuestros postres.

Supongo que ya estarás salivando, mmm. Pues esto acaba de empezar. Pero antes de chivarte los secretos de un par de recetas prometidas para chuparte los dedos, te explico en medio minuto la información nutricional del aceite de coco y del cacao, ya que también son ingredientes ideales para los postres crudiveganos. El aceite de coco (por cierto, también es excelente hidratante para la piel, aunque no para la cara porque obstruiría los poros) refuerza el sistema inmunitario, contribuye a reducir los niveles de colesterol malo y mejora el metabolismo. El cacao es rico en antioxidantes, fibra, manganeso, azufre y magnesio. Y está demostrado que mejora el estado de ánimo.

Dicho esto, pasamos a la acción. Te presento un par de recetas irresistibles que devorarás y que no dejarán indiferente a nadie que la pruebe. Son dos versiones de cupcakes a cual más impresionante. Son crudiveganas, es decir, con las frutas y frutos secos en crudo, la mejor forma de asimilar todos los nutrientes. No necesitas harina refinada, huevos, lácteos ni azúcar refinada. Ni siquiera necesitan horno. Con una batidora resuelves todo. ¡Vamos por ellas!

unnamed

Cupcakes de cacao y anacardo:

Base: 145g (1 taza) de almendras crudas. 175g (1 taza) de dátiles sin hueso. 7g (1 cucharada) de cacao crudo en polvo.

Relleno: 65g (4 cucharadas) de crema de anacardos crudos.

Crema de chocolate: 22ml (1 y 1/2 cucharadas) de aceite de coco derretido. 22g (1 y 1/2 cucharadas) de cacao crudo en polvo. 30g (1 y 1/2 cucharadas) de sirope de agave.

Para la base se trituran las almendras hasta obtener una harina. Se añaden los dátiles y el cacao y se tritura todo. Esta mezcla se extiende y presiona contra la base y paredes de los moldes y se refrigeran. La receta es para 4 moldes grandes de cupcakes pero si prefieres versión «bocaditos» pueden salirte hasta 10 ó 12.

¡Seguimos! Se mezclan los ingredientes de la crema de chocolate. Y es el momento del montaje: Se pone una cucharada de crema de anacardo en cada base, a continuación un poco de crema de chocolate y se refrigeran 1 hora más. Más fácil, imposible. ¡A disfrutar!

 

unnamed-1Cupcakes de avena y chocolate con capa de nubes:

Base: 90 g (1 taza) de avena. 175 g (1 taza) de dátiles sin hueso. 1 pizca de extracto de vainilla y 1 pizca de canela molida.

Chocolate: 23 g (3 cucharadas) de cacao crudo en polvo. 45 ml (3 cucharadas) de aceite de coco derretido. 40 g (2 cucharadas) del endulzante líquido que prefieras.

Capa de nubes: 145 g (1 taza) de anacardos crudos. 60 ml (1/4 de taza) de leche de coco. 60 ml (1/4 de taza) de aceite de coco. 40 g (2 cucharadas) del endulzante líquido que prefieras.

Para la base, tritura la avena y después añade el resto de ingredientes. Extiende y presiona la mezcla contra la base y las paredes de moldes para cupcakes (4 grandes) y mételos en el frigorífico. Mezcla todos los ingredientes para el chocolate y echa un poco de la mezcla en cada base. Por último, tritura todos los ingredientes de la capa de nubes y extiéndela por encima del chocolate. Refrigera los cupcakes otro par de horas. ¡Listo!

Espero que hayas aprendido un poco más y que a partir de ahora tengas en cuenta esta forma tan saludable de poder darte algunos caprichos como estos. Optar por una dieta vegetariana o intentar que sea lo más saludable posible no tiene por qué ser aburrido o limitarse a unos escasos alimentos, al contrario, con ganas e imaginación puedes disfrutar de una gran variedad de recetas llenas de nutrientes y de sabor.

Prueba estas propuestas de cupcakes y cuéntame la experiencia. Volveré con más sabores y texturas. Puedes seguirme también en en Facebook, Twitter, Instagram o canal de Youtube.

Gracias por leerme y apoyarme y ¡hasta pronto!

 

Receta de pastel de verduras al vapor. Más nutrientes, PH adecuado, más salud.

Receta de pastel de verduras al vapor. Más nutrientes, PH adecuado, más salud.

Siempre que me pongo a pensar en ideas de recetas llego a dos conclusiones. Una, que en la cocina ya está todo inventado, y otra, prácticamente opuesta, es que poniendo un poco de imaginación, mucho amor y ganas o motivación, se llega a conseguir hacer un montón de recetas ricas, variadas y muchas veces sin necesitar necesariamente gran cantidad de ingredientes. Eso sí, aquí el tamaño no importa pero la calidad sí 😉 En mi caso además, se añade que intento hacer de la comida mi medicina llevando una dieta muy alcalina para desintoxicar mi organismo. Ya os lo contaba en este post.

Como dato interesante: El pH de nuestro cuerpo, o lo que es lo mismo, el nivel de acidez de nuestro organismo, se mide en una escala de 0 al 14. De 0 a 7 se consideraría un cuerpo ácido mientras que de 7 a 14 sería alcalino. Para buscar el equilibrio, la dieta alcalina apuesta por una alimentación a base de frutas y verduras dejando de lado a las carnes rojas, de cerdo, aves de corral, etc. así como a los lácteos.  Por supuesto, las grasas y los azúcares también están excluidos de esta dieta.

En relación con la alcalinidad y el cáncer os recomiendo este vídeo del doctor Alberto Martí Bosch. Es súper interesante y sorprende los datos que da sobre cómo la gran mayoría de las enfermedades pueden generarse en el cuerpo porque nuestro PH tiene un nivel demasiado ácido.

Y volviendo al hilo de lo que os contaba sobre mi relación con la comida y el aprendizaje, os diré que desde que empecé a cocinar pasé por tres fases. La primera fue la peor, la de la típica novata bloqueada que se queda sin opciones. Pensé que toda mi vida tendría que conformarme con comer verduras con aceite y vinagre y ya 🙁

En la segunda fase, ya más relajada, empecé a añadir a las verduras diferentes ingredientes, aliños y salsas. Caseras y saludables, pero ya esto era otra cosa.

Y superada esta segunda fase, hoy ya me encuentro en modo «vip» jeje, incluyo verduras hasta en los bizcochos, y cocino pasteles de verduras como el que os quiero presentar hoy, rico, fácil, rápido y lo más importante, saludable. Respecto a este último dato, no quería dejar de daros una importante recomendación: Intentad cocinar sometiendo a los alimentos a el menor calor posible, para preservar lo más posible sus nutrientes. Evitad sobre todo freir. La mejor opción por ejemplo para cocinar verduras sería al vapor. Así por ejemplo hoy hice un delicioso pastel de verduras. Os paso la receta:

Ingredientes: (yo puse la mitad y sale un pastel como para 2/3 personas)

  • 250g de guisantes
  • 1 ramita de menta
  • 2 zanahorias
  • 6 huevos
  • 6 espárragos y 3 ajos tiernos (yo no tenía y puse puerros)
  • 2 cebollas tiernas

Se cuecen al vapor durante 5 minutos las verduras cortadas. Mientras, se baten los huevos y se añade aceite, sal y pimienta negra. Se incorporan las verduras cocidas y se añade la ramita de menta picada. Se mezcla todo bien.

En un molde apto para cocer al vapor, o en una bandeja de horno forrada con papel de horno se vierte la mezcla y se hornea durante 25 minutos aproximadamente.

Salsa de pimiento para acompañar:

Se cuecen al vapor medio pimiento rojo y una cebolla, y se ponen en un vaso de batidora junto con un chorro de aceite, un poco de agua, sal, pimienta y una puntita de ajo. Se bate. Yo añadí también un puñado de almendras que tosté previamente. Le da un toque riquísimo (recuerda a la salsa romesco típica para acompañar los calçots).

¡Y este fue mi resultado! :

Preparados…

unnamed 2.jpg

 

 

 

 

 

Listos…

unnamed-1 2.jpg

¡Ya!

unnamed-3.jpg

Se sirve acompañado de la salsa:

unnamed-4.jpg

Espero que te haya sido útil la información y que te animes a probar esta u otras recetas saludables que seguro te ayudarán a sentirte muuuuucho más feliz 🙂

Sígueme también en Facebook, Twitter, Instagram o suscríbete al canal de Youtube.

Porque compartir es vivir. ¡Gracias!

 

 

 

 

Ir al contenido