Las verduras solanáceas y tu salud

Las verduras solanáceas y tu salud

Verduras solanáceas: tomate, pimiento, berenjena y patata

Las verduras solanáceas contienen nutrientes importantes y proporcionan muchos beneficios para la salud, sin embargo en las solanáceas comestibles se encuentran alcaloides en pequeñas cantidades. El trabajo de los alcaloides y lectinas cuando la planta está viva es “matar cosas” y en tu intestino, las víctimas pueden ser las células de la pared intestinal. Si nuestro intestino está sano, debería poder lidiar con estas sustancias tóxicas sin problema, pero…

¿Sabías que  puedes experimentar diarrea, gases, hinchazón, náuseas, dolor en las articulaciones, dolores de cabeza y depresión al consumirlas? Mejor evitarlas sobre todo cuando se tienen enfermedades autoinmunes, problemas intestinales, problemas de huesos, y en edades más avanzadas a partir de los 50.

red fruit and vegetables isolated in a group

Son verduras con una energía muy fría, de origen tropical. Además no se pueden considerar ni siquiera verduras, son frutas botánicamente hablando. Y son de las pocas verduras que no alcalinizan, sino que acidifican. Es decir, roban minerales, roban calcio, enfrían los riñones, los debilitan y pueden llegar a favorecer la formación de piedras y de cálculos renales.

En edades avanzadas, comiendo estas solanáceas todos los días, al cabo de 1 ó 2 semanas podrás empezar a estar débil, floja, te dolerán las articulaciones, orinarás mucho, se te empezará a caer el pelo, etc. Porque te estás desmineralizando.

Además de estas 4 verduras, cuidado también con las espinacas y acelgas:

Bunch of green chard on a table

Son ricas en oxalatos. Favorecen la precipitación de calcio, que sale de los huesos y se va depositando en tejidos blandos. Muchas de las recetas tradicionales de estas verduras tratan de compensar esto, por ejemplo cuando se cocinan al fuego (le quitan esa energía tan fría) o cuando se añade sal (no nos desmineralizaciones tanto). Otras formas de reducir los químicos perjudiciales es pelar las patatas (casi todos los alcaloides están en la piel), y evitar comer tomates verdes o patatas a las que le hayan salido tallos. Cuanto menos madura la planta, mayor concentración de alcaloides.

Mejores opciones para sustituir estas verduras:

  • En verano: lechugas, judías verdes, calabacines, pepino…
  • En invierno: todas las coles, escarola, alcachofas…
  • Debemos también recuperar las hojitas pequeñas tipo canónigos, rúcula, perejil
  • Es interesante también comer cítricos como naranja, mandarina o pomelo, ya que tienen gran cantidad de vitamina C.
Espero que te haya servido esta información. Yo soy candidata ideal para que me hagan daño este tipo de verduras solanáceas, así que ya puse en marcha mi plan de dieta tomando las precauciones necesarias. Si es tu caso, haz tú lo mismo 😉
Seguimos viéndonos por las nubes FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube.
¡Salud y una sonrisa, hasta pronto!
Cómo sustituir carne, huevos y lácteos  por proteínas de origen vegetal. Fuentes de calcio no lácteas

Cómo sustituir carne, huevos y lácteos por proteínas de origen vegetal. Fuentes de calcio no lácteas

Sin ponernos extremistas, y pensando en un equilibrio en nuestra dieta para tener una mejor calidad de vida, lo que expongo hoy es una comparativa entre proteínas vegetales y animales. Y con todos los pros y contras, que cada uno valore.

Esta especie de batalla ya la empecé en un post anterior: ¿Qué son las proteínas?

9501914_lVoy a referirme a proteína animal de carne, huevos y lácteos. Dejo a parte el pescado, ya que es más rico en minerales, tiene grasas de buena calidad y es más digestivo. Como proteína vegetal recuerda que son muy interesantes las legumbres, el tofu, el seitán, y el tempeh. De todas ellas ya os hablé en mi anterior post y vídeo Cómo comer suficiente proteína.

¿Animal o vegetal?:

-El consumo de carne provoca que suba la acidosis, y el cuerpo para neutralizar esos ácidos tiene que solubilizar fosfato de calcio del hueso, es decir, soltar parte de tu calcio del hueso en el torrente sanguíneo. Sí, lo has entendido bien, te roba calcio. Por eso es tan importante si comes carne, compensarlo con alimentos alcalinizantes.

-La proteína vegetal, al igual que los carbohidratos y las grasas, o sea, cualquier macro nutriente que comamos, no se puede decir que no acidifique, pero los vegetales, a diferencia de la carne (que es proteína y grasa saturada), contienen además minerales, por eso acidifican mucho menos. Incluye en tu dieta verduras: brócoli, col, coles de bruselas, lechuga, berros, canónigos, etc. Se excluyen de este grupo las solanáceas: tomate, pimiento, berenjena y patata. Y las espinacas y acelgas, porque también descalcifican. Por eso, no debes abusar de estas.40352726_l

La proteína animal contiene también ácido úrico, que tiene que ser eliminada a través de los riñones, que solo eliminan el 10% de los ácidos totales del cuerpo. En cambio, los ácidos débiles (los que vienen de los alimentos vegetales) se convierten en CO2 y se eliminan a través de los pulmones, que pueden eliminar hasta el 90% de los ácidos corporales.

La proteína animal no tiene fibra. En cambio, los alimentos vegetales son una gran fuente de fibra, en concreto las legumbres. El abuso de carne, harinas refinadas, azúcar, patatas, genera estreñimiento crónico.

-La forma en que se degradan en el cuerpo estas dos clases de proteínas es muy diferente: las proteínas animales se pudren dentro de nuestros intestinos. Las proteínas vegetales fermentan.

-Lo ideal es comer carne máximo una vez a la semana.

EL MITO DE LOS LÁCTEOS:

92369882_lCada mamífero produce la leche necesaria para su cría. La leche de vaca no sirve para alimentar a ningún ser humano, ni bebé ni adulto:

  • Tiene un contenido en calcio y proteínas mucho mayor que la leche de mujer porque es para el ternero, que crece muy rápido en poco tiempo.
  • En cuanto a las grasas, tienen ambas leches cantidades similares, pero las de vaca son grasas saturadas (las grasas de un vaso de leche entera equivalen a 11 lonchas de bacon), y las de la leche  humana son insaturadas, que son las que necesitamos para el desarrollo de nuestro cerebro, entre otras cosas. Los bebés que se crían con leche de vaca tienen un sistema nervioso más débil, y desarrollan problemas de hiperactividad y déficit de atención, entre otros posibles problemas.
  • Los azúcares (la lactosa): La leche de mujer tiene el doble que la de vaca. ¿Por qué? Una vez más nos vamos a nuestro cerebro, que consume el 30% del total de azúcar corporal. Nuestro cerebro necesita un aporte constante de glucosa.
  • Para que el calcio pueda asimilarse bien, la proporción adecuada tiene que ser de dos partes de calcio por cada parte de fósforo, y así es como viene en la leche humana. En la leche de vaca hay 5 partes de calcio por cada parte de fósforo.
  • El sodio endurece las estructuras corporales. La leche de vaca tiene 3 veces más sodio que la leche humana.

Los efectos nocivos de un consumo cotidiano de leche de vaca son: 

  1. Genera gran cantidad de moco. Sobre todo el lácteo y el yogurt. El queso más a nivel intestinal. Reduciendo o eliminando en los niños el consumo de lácteos y yogurt se mejoran todas esas mucosidades, procesos alérgicos, enfermedades respiratorias crónicas como el asma y alergias. La leche es un alimento muy inflamatorio.
  2. A nivel intestinal puede generar enfermedades digestivas crónicas (colon irritable, estreñimiento, hipersensibilidad a ciertos alimentos. La proteína de la leche, la llamada caseína, es una molécula muy difícil de digerir.

Fuentes no lácteas de calcio: 

44492773_lPrimero y lo más importante: evita los «roba calcio«:

  • refinados (azúcar blanco, pan, pasta y arroz blanco)
  • exceso de proteínas animales
  • la familia de solanáceas, espinacas y acelgas
  • vino, vinagre y cítricos en general
  • café, alcohol, tabaco, y bebidas carbónicas
  • comer en exceso
  • estrés crónico

Ahora sí, buena fuente de calcio la encuentras en: legumbres, verde, frutos secos, frutas secas, tofu, y pescados.

Espero haberte aclarado dudas y que con esta información puedas encontrar el equilibrio que necesitas para tu dieta y para tu bienestar.

413ZZs5NohLEn mi libro «Cocina saludable: adelgaza y disfruta comiendo» puedes encontrar mucha información de este tipo y recetas ricas para ponerlo en práctica. Descárgatelo por solo 2,99€ aquí. O en versión papel (tapa blanda) por 6,40€ aquí.

Nos vemos por las redes,  FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube

¡Un fuerte abrazo!

Ir al contenido