Tenía ganas de dar un giro completo al blog para inaugurarlo con temas de «vida». Comienzo compartiendo la mía. No la personal (yo no hablo de mi vida privada, como diría el famoso de turno), sino la que define quién soy y lo que ha marcado mi vida, en concreto el flamenco. Pero también dejaré aparcado el tema de salud alguna vez para contar otras historias de experiencias que compartir, tanto para enseñar algo, como simplemente por el hecho de emocionar.

En escasos 2 minutos yo he intentado meterte en mi historia y que te haga sentir. Seguramente no tanto como a mí, pero si logro sacarte una sonrisa, una lágrima o, porqué no, un ¡ole!, me daré por satisfecha. Te invito y animo a que me escribas si tienes algo bonito que contar y compartir con el mundo, porque compartir es vivir.

Si te gusta puedes seguirme también en Facebook, Twitter, Instagram o canal de Youtube.

¡Feliz Semana Santa!

Ir al contenido