Receta de mugcake

Receta de mugcake

Como ya he comentado en otras ocasiones, seguro que a ti también te pasa que te da la sensación de que te quedas sin opciones de desayuno cuando optas por una dieta saludable. Sobre todo si eres golosa como yo, de las que nos moríamos por un café con leche con bollería, piensas que el mundo es horrible si tienes que renunciar a eso 🙁

He de decirte, que esta sensación es como la del síndrome de abstinencia. Hay que pasarla y confiar en que no solo tiene solución, sino que se te abre un mundo de posibilidades que cambiarán tu vida para siempre. Respecto a este tema de opciones de desayuno, y antes de contarte una súper receta, me gustaría también insistir en la gran variedad de alimentos que puedes incluir en tu desayuno, y que no lo hacemos porque no estamos acostumbrados. Ya te lo conté en un post anterior: Opciones de desayunos saludables.

Pero por si quieres una pequeña lista rápida, te propongo: Huevos, patatas (no fritas, por favor ;), arroz integral, quinoa, mijo, amaranto, cereales tipo avena, trigo sarraceno, etc., bebidas vegetales, tomate crudo en ensalada o en un pan sin trigo o sin gluten con aceite de oliva, tortitas caseras y otro tipo de repostería sin trigo o sin gluten, fruta, semillas de lino, chía, bayas de goji, frutos secos, aguacate, etc., etc., etc. Solamente con estos ejemplos ya podrías hacer cientos de combinaciones para variar tus desayunos. Con ganas y un poco de imaginación todo es posible.

Mi propuesta para hoy es un bizcocho que suele llamarse mugcake, y que lleva unos escasos 2 minutos de microondas, así que ya no hay excusas. Te permite mezclar cereales, bebida vegetal, fruta, frutos secos, semillas, etc., y convertirlo en un desayuno completo, muy saciante, sin leche ni huevos y apto para celíacos.

Mugcake de trigo sarraceno y chía con melocotón, nueces y pasas:

Ingredientes:

  • 5 ó 6 cucharadas soperas de copos de trigo sarraceno (o avena)
  • 50 g de bebida vegetal
  • 2 cucharadas soperas de semillas de lino trituradas mezcladas en 5 ó 6 de agua (pueden ser 2 claras de huevo si lo prefieres)
  • Opcional: 2 cucharadas soperas de semillas de chía remojadas en agua (queda una mezcla gelatinosa)
  • Medio melocotón troceado (lo probé también con ciruelas, frambuesas, arándanos, manzana… Elige la fruta que más te guste)
  • Un puñado de nueces (u otro fruto seco) troceadas
  • 1 cucharada de pasas (si te gustan las bayas de goji, añádelas también)
  • Endulzante (sirope de agave o de arce) y canela al gusto
  • Salsa de chocolate (opcional)
unnamed

Se trituran los copos de trigo sarraceno con la bebida vegetal, el lino, endulzante y canela. Se echa la mezcla en un tazón. Por encima (no hace falta hundirlo) se ponen los trozos de melocotón, las pasas y bayas de goji, y las nueces (como se ve en la primera foto). Se mete en el microondas máximo 2 minutos. Puedes dejarlo así mismo, o puedes volcarlo en un plato, como si fuera un flan, y poner por encima canela y chocolate, como ves

unnamed-1

en la segunda foto. La salsa de chocolate puedes hacerla mezclando una cucharada de cacao, una de agua y una de sirope de agave.

En las últimas fotos el mugcake sí lleva chía, nectarina, ciruelas, y en cambio no le puse salsa de chocolate. Es cuestión de gustos e imaginación.

Espero que te haya gustado la propuesta. Prueba y me cuentas. Y, por supuesto, no dudes en consultarme lo que necesites. Recuerda que puedes seguirme también en FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube.

¡Feliz desayuno saludable!

Receta de tarta de caramelo y chocolate

Receta de tarta de caramelo y chocolate

No es la primera vez que comparto receta de postre crudivegano. ¡A quién no se le hizo la boca agua con los deliciosos cupcakes crudiveganos, o con la tartaleta de almendras y caramelo con pistachos y chocolate!… Y es que se han convertido en mis dulces preferidos. Por si hasta ahora no los habías probado, aquí te traigo otra tentación a la que no te resistirás:

Tarta de caramelo con chía, pacanas, chocolate y base de trigo sarraceno y cacahuetes:

fullsizeoutput_8666Base: 290 g de frutos secos crudos o harina de trigo sarraceno, 175 g de dátiles sin hueso, 1/2 cucharadita de sal.

Relleno: 88 g de dátiles sin hueso, 60 ml de aceite de coco derretido, 62 g de semillas de chía mezcladas con 177 ml de agua, 1/2 cucharadita de extracto de vainilla, 1/2 cucharadita de canela molida, 218 g de uvas pasas, y agua.

Crema de chocolate: 8 g de cacao crudo en polvo, 15g de aceite de coco derretido, 20 g de jarabe de arce puro. Si te gusta un toque de canela añade 1/2 cucharadita.

Para la base se trituran los frutos secos (yo utilicé cacahuetes y otra parte de harina), se añaden los dátiles y la sal, y se tritura todo hasta obtener una mezcla compacta que se extiende y presiona contra la base y paredes de un molde para tarta. Se mete al frigorífico. Ahora se hace el relleno triturando todos los ingredientes (excepto 1/2 taza de pasas que incorporamos después) hasta obtener una mezcla suave. Si es necesario añade agua. Se vierte la mezcla sobre la base. Se refrigera la tarta mínimo 3 horas. Luego se puede decorar con pacanas y la crema de chocolate. Te lo recomiendo, mmm.

fullsizeoutput_8667¿Que tiene bastantes calorías? – sí, es verdad. Pero no importan solo las calorías. Hablamos de una tarta nutritiva, con ingredientes no procesados, crudos y grasas saludables. Así que cómete un buen trozo de tarta sin ningún sentimiento de culpa, endulza tu vida y sonríe 🙂

Esta y otras delicias puedes seguirlas también en  FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube.

¡Feliz  y dulce semana!

Dos recetas con manzana: Crema de calabacín, y tarta crumble

Dos recetas con manzana: Crema de calabacín, y tarta crumble

La manzana es una fruta depurativa, con mucha fibra, rica en pectina y que además ayuda a reducir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. El 85% de su composición es agua, y la mayor parte de sus azúcares derivan de la fructosa. Aporta escasa vitamina C, vitamina E (que es antioxidante) y potasio. Y es baja en calorías (100 gr aportan unas 50 calorías). Aunque parezca contradictorio, es tanto antidiarreica como laxante. Se le atribuyen muchas propiedades medicinales, alimentarias, cosméticas… pero esta vez quiero centrarme en los beneficios a nivel nutricional, y para ello te traigo dos recetas muy sencillas, una salada y otra dulce, en las que es facilísimo incorporar la manzana que a veces nos resulta tan aburrida de consumir a mordiscos, y también son recetas perfectas para adaptarlas a la época estival. ¡Ah! y una buena forma para que los más peques tomen esta fruta sin rechistar.

CREMA DE CALABACÍN, PUERRO Y MANZANA

Una crema con un toque de dulzor especial, sin lácteos, y sin patata. La función espesante se la da la manzana. Así que convertimos esta receta en un plato saludable y saciante. Se puede servir caliente o como crema fría, ideal para veranito.

2555401 - apple and leek soup on a rustic tableIngredientes: 2 calabacines grandes, 2 manzanas, 4 puerros medianos, 4 dientes de ajo, 1 litro aprox. de caldo vegetal o de agua, aceite de oliva y sal.

En una cazuela con un buen chorro de aceite se sofríe el ajo cortado en láminas y cuando esté dorado se echa el puerro cortado en trozos. Cuando estén dorados se añaden el calabacín y la manzana también cortados en trozos, se echa sal y con la cazuela tapada se deja que se cocine un rato a fuego medio bajo. Una vez pochados se añade el caldo o el agua y se deja cociendo a fuego medio unos 20 minutos. Se bate todo y ¡listo!

CRUMBLE DE MANZANA SIN GLUTEN

Un postre delicioso y original, cuya masa se hace mezclando harina, azúcar y grasa, y es de origen anglosajón y también típico de la pastelería alemana.

18032632 - gourmet apple crumbleIngredientes:  Para la masa: 200g de harina de arroz, 100g de azúcar (yo puse xilitol), 200g de manteca fría. Para el relleno: 4 manzanas peladas y cortadas en trozos grandes, zumo de 1/2 limón, 30g de azúcar, canela y nueces.

Primero se pone a macerar el relleno una media hora. Mientras, se van haciendo las «migas» mezclando con los dedos la harina y el azúcar con la mantequilla en dados pequeños. En una bandeja de horno engrasada se pone una cama del relleno que teníamos macerando, y se cubre con las migas. Se hornea 30 minutos a 180º hasta que se vea la costra tostada. Se puede servir caliente o templado. Y se puede repetir 😉

Ya no hay excusas. Prueba y me cuentas el resultado. Y para cualquier tipo de consulta o duda me tienes a tu disposición también en Facebook, Twitter, Instagram o puedes suscribirte al canal de Youtube.

¡Que aproveche! como si fuera… manzana 😉

 

 

Receta de tartaleta de almendras y caramelo con pistachos y chocolate

Receta de tartaleta de almendras y caramelo con pistachos y chocolate

Vuelvo con una de las mías, un postre catalogado en mi casa como `el mejor del mundo´. Y no lo digo yo… bueno, un poco sí 😉 ¿Recuerdas mi post Deliciosos cupcakes crudiveganos? Pues éste que voy a presentarte ahora es primo hermano. Una tarta crudivegana, pero no por ello sosa o aburrida, al contrario, con una mezcla de deliciosos ingredientes saludables que despertarán todos tus sentidos. Bueno, yo te lo cuento y tú lo compruebas. ¡Allá voy!

Tartaleta de almendras y caramelo con pistachos y chocolate:

fullsizeoutput_822b

Base: 145 g (1 taza) de almendras crudas, y 175 g (1 taza) de dátiles sin hueso.

Relleno: 132 g (3/4 de taza) de dátiles sin hueso, 30 ml (2 cucharadas) de aceite de coco derretido, 15 g (1 cucharada) de crema de almendras crudas, y de 15 a 30 ml (1 ó 2 cucharadas) de agua. 1 pizca de sal (opcional).

Chocolatinas: 60 g de cacao crudo en polvo, 118 ml de aceite de coco, y 115 g de endulzante líquido. Se mezclan los ingredientes, se vierte en moldes o en una bandeja con papel vegetal, y al congelador hasta que se solidifique. ¡Están para desmayarte de ricos!

Para la base se trituran las almendras hasta obtener una harina. Se añaden los dátiles y se tritura todo hasta que quede una masa compacta. Se extiende en un molde grande de tarta o en tres para tartaletas. Se mete en el frigorífico. Para el relleno se mezclan todos los ingredientes, y se rellena la base de la tarta. De nuevo se mete en el frigorífico. Y para la decoración se hacen las chocolatinas o puedes inventarte otra decoración con la receta de chocolate, y se ponen por encima. Antes reparte pistachos crudos (1 par de cucharadas) ligeramente triturados por encima de la base.

La elaboración no puede ser más fácil. Es sólo hacer las mezclas, y al igual que los cupcakes crudiveganos que te comentaba, no necesitan horno ni ninguna otra complicación. El dulzor se lo da sobre todo los dátiles, y como endulzante líquido yo usé jarabe de arce, que comparado con otros endulzantes naturales tiene un mayor valor nutricional y un IG más bajo (54). Apuesta por este tipo de postres saludables, pruébalos y `cuéntame cositas´.

Pronto más y mejor… hasta entonces recuerda que puedes también seguirme en  Facebook, Twitter, Instagram o canal de Youtube.

Gracias siempre 😉

Receta de pastel de verduras al vapor. Más nutrientes, PH adecuado, más salud.

Receta de pastel de verduras al vapor. Más nutrientes, PH adecuado, más salud.

Siempre que me pongo a pensar en ideas de recetas llego a dos conclusiones. Una, que en la cocina ya está todo inventado, y otra, prácticamente opuesta, es que poniendo un poco de imaginación, mucho amor y ganas o motivación, se llega a conseguir hacer un montón de recetas ricas, variadas y muchas veces sin necesitar necesariamente gran cantidad de ingredientes. Eso sí, aquí el tamaño no importa pero la calidad sí 😉 En mi caso además, se añade que intento hacer de la comida mi medicina llevando una dieta muy alcalina para desintoxicar mi organismo. Ya os lo contaba en este post.

Como dato interesante: El pH de nuestro cuerpo, o lo que es lo mismo, el nivel de acidez de nuestro organismo, se mide en una escala de 0 al 14. De 0 a 7 se consideraría un cuerpo ácido mientras que de 7 a 14 sería alcalino. Para buscar el equilibrio, la dieta alcalina apuesta por una alimentación a base de frutas y verduras dejando de lado a las carnes rojas, de cerdo, aves de corral, etc. así como a los lácteos.  Por supuesto, las grasas y los azúcares también están excluidos de esta dieta.

En relación con la alcalinidad y el cáncer os recomiendo este vídeo del doctor Alberto Martí Bosch. Es súper interesante y sorprende los datos que da sobre cómo la gran mayoría de las enfermedades pueden generarse en el cuerpo porque nuestro PH tiene un nivel demasiado ácido.

Y volviendo al hilo de lo que os contaba sobre mi relación con la comida y el aprendizaje, os diré que desde que empecé a cocinar pasé por tres fases. La primera fue la peor, la de la típica novata bloqueada que se queda sin opciones. Pensé que toda mi vida tendría que conformarme con comer verduras con aceite y vinagre y ya 🙁

En la segunda fase, ya más relajada, empecé a añadir a las verduras diferentes ingredientes, aliños y salsas. Caseras y saludables, pero ya esto era otra cosa.

Y superada esta segunda fase, hoy ya me encuentro en modo «vip» jeje, incluyo verduras hasta en los bizcochos, y cocino pasteles de verduras como el que os quiero presentar hoy, rico, fácil, rápido y lo más importante, saludable. Respecto a este último dato, no quería dejar de daros una importante recomendación: Intentad cocinar sometiendo a los alimentos a el menor calor posible, para preservar lo más posible sus nutrientes. Evitad sobre todo freir. La mejor opción por ejemplo para cocinar verduras sería al vapor. Así por ejemplo hoy hice un delicioso pastel de verduras. Os paso la receta:

Ingredientes: (yo puse la mitad y sale un pastel como para 2/3 personas)

  • 250g de guisantes
  • 1 ramita de menta
  • 2 zanahorias
  • 6 huevos
  • 6 espárragos y 3 ajos tiernos (yo no tenía y puse puerros)
  • 2 cebollas tiernas

Se cuecen al vapor durante 5 minutos las verduras cortadas. Mientras, se baten los huevos y se añade aceite, sal y pimienta negra. Se incorporan las verduras cocidas y se añade la ramita de menta picada. Se mezcla todo bien.

En un molde apto para cocer al vapor, o en una bandeja de horno forrada con papel de horno se vierte la mezcla y se hornea durante 25 minutos aproximadamente.

Salsa de pimiento para acompañar:

Se cuecen al vapor medio pimiento rojo y una cebolla, y se ponen en un vaso de batidora junto con un chorro de aceite, un poco de agua, sal, pimienta y una puntita de ajo. Se bate. Yo añadí también un puñado de almendras que tosté previamente. Le da un toque riquísimo (recuerda a la salsa romesco típica para acompañar los calçots).

¡Y este fue mi resultado! :

Preparados…

unnamed 2.jpg

 

 

 

 

 

Listos…

unnamed-1 2.jpg

¡Ya!

unnamed-3.jpg

Se sirve acompañado de la salsa:

unnamed-4.jpg

Espero que te haya sido útil la información y que te animes a probar esta u otras recetas saludables que seguro te ayudarán a sentirte muuuuucho más feliz 🙂

Sígueme también en Facebook, Twitter, Instagram o suscríbete al canal de Youtube.

Porque compartir es vivir. ¡Gracias!

 

 

 

 

Ir al contenido