Receta de pastel de almendra y caramelo con capa de chocolate

Receta de pastel de almendra y caramelo con capa de chocolate

Me declaro fan y adicta a los postres crudiveganos, que aunque son calóricos, están compuestos por ingredientes saludables, son sin gluten, sin lácteos y sin huevos, la mezcla de sabores es impresionante y la elaboración es facilísima. Varias recetas las tienes en anteriores publicaciones:

También puedes verlas en mi libro: Cocina saludable: adelgaza y disfruta comiendo

La receta de hoy es la que más hago. Es la más simple y con menos ingredientes:

f76b9b8b-d1c4-488c-8cc8-e6b242840a11Pastel de almendra y caramelo con capa de chocolate:

Base: 290 g (2 tazas) de almendras crudas, y 263 g (1 1/2 tazas) de dátiles sin hueso

Capa de caramelo: 175 g (1 taza) de dátiles sin hueso, 15 ml (1 C) de aceite de coco derretido, 60 ml (1/4 de taza) de agua, 1 pizca de sal marina.

Capa de chocolate: 30 ml (2 C) de aceite de coco derretido, 30 g (1/4 de taza) de cacao crudo en polvo, 50 g (2 1/2 C) de jarabe de arce u otro sirope.

Para la base se trituran las almendras hasta obtener una harina, seguido se añaden los dátiles y se tritura todo. Se extiende y presiona la mezcla en un molde (de unos 23 cm) forrado  de papel vegetal. Se refrigera.

Para elaborar la capa de caramelo se trituran todos los ingredientes juntos. Se extiende la mezcla sobre la base. Luego se hace lo mismo con los ingredientes del chocolate y se extiende la mezcla sobre la capa de caramelo. Se refrigera toda la noche para que adquiera consistencia. ¡Aguanta, que te merecerá la pena! mmm.

Seguimos viéndonos por las nubes 😉  Facebook, Twitter, Instagram o canal de Youtube.

¡Que aproveche!

Dolor crónico. Reflexiones en primera persona

Dolor crónico. Reflexiones en primera persona

Si tienes 4 minutos y prefieres escucharme, me tienes en youtube: aquí

Cuando se convive con el dolor, la cabeza se convierte en un cocktail de emociones y pensamientos que siento la necesidad de compartir, porque creo que así me ayuda a desahogarme, y además me siento más comprendida y a la vez más apoyada.

Es muy difícil vivir con dolor, yo diría que más bien es sobrevivir. No estamos preparados para soportar un estado de dolor permanente que te incapacite para hacer tus actividades diarias. Cuando no te toca algo así, sientes que lo que tienes es «porque tú lo vales», que te lo mereces, que tienes derecho a ello, y no necesitas pensar en ello. Está ahí y lo disfrutas. Me refiero a cosas tan simples como respirar, sentir el sol, el viento, a darte una ducha con agua calentita, a caminar o hacer ejercicio, o incluso a hacer planes como viajar, o salir al teatro, al cine, a comer, a tomar un café, a una fiesta, etc.

Desde lo más cotidiano a lo más complejo, me toca enfrentarme a ello con dolor, ser consciente y disfrutar si puedo, o aceptar cuando mis limitaciones alzan el hacha de guerra y me bloquean hasta el alma.

Escribo entre lágrimas, porque soy positiva pero también humana, y me siento impotente. Me quería comer el mundo y es el mundo el que me está comiendo a mí, o al menos lo intenta. Claro que lucho, que me agarro a la vida como una lapa, pero a veces me enfado con la vida por ponérmelo tan difícil, y la frase que me acompaña siempre, «todo pasa por algo», se diluye y se convierte en un engaño, en algo en lo que necesito creer para dar sentido a tanto caos.

Venga, que tú eres muy fuerte, que eres una luchadora, que tienes muchos motivos para ser feliz… ¡por supuesto! Lo sé, lo reconozco, lo valoro más que nunca en mi vida. Pero si cada día según abres los ojos por la mañana, sientes que tu cuerpo no quiere responderte, que te duele hasta el alma, tienes que decidir entre echarle valor y sacar fuerzas de donde no las hay para tirarte de la cama a empezar un nuevo día, que por supuesto no has planeado porque depende de lo que «duela», o darte la vuelta, cerrar los ojos y no consumir esa energía, la poca que tienes, hasta más tarde. Y así un día, otro, otro… te acuestas sabiendo que a la mañana siguiente ese es tu primer objetivo, salir de la cama.

Y sí, te lo cuenta alguien que sonríe, que se arregla, que en sus mejores días hace planes, que cuelgo fotos en las redes y transmito optimismo y alegría. Es lo único que está de mi mano, la actitud.

Pido perdón por compartir hoy estas reflexiones tan duras, pero a la vez me siento orgullosa por hacerlo porque es la forma más directa de impactar en ti y que me entiendas un poquito más. Aunque solo quienes vivimos así sabemos realmente lo que se siente. Así que vuelvo a insistir como tantas otras veces:

Si alguien te cuenta que padece cualquier enfermedad relacionada con dolor crónico, escúchala, créela, dile que la entiendes, que la apoyas. Ríe con ella y llora también si hace falta.

Probablemente la ayuda sea mútua, porque cuando tú le cuentes lo preocupado que estás porque tienes un problema en el trabajo o porque tu hijo saca malas notas, ella te lo devolverá con una gran dosis de lección de vida real, y tus motivos de preocupación serán una suerte.

Termino dándote las gracias por escucharme. Si eres alguien de mi club, te habrás sentido identificado, y si no, espero que te haya servido para comprendernos mejor. En cualquier caso, puedes compartirlo. Ya sabes, la unión hace la fuerza, y juntos podemos conseguir lo que nos propongamos.

Puedes seguirme también en FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube

¡Gracias siempre!

Alkanatur y su agua alcalina ionizada

Alkanatur y su agua alcalina ionizada

Una vez a la semana en Intereconomía Madrid hablan de Alkanatur (expertos en agua alcalina ionizada). Como buena clienta, y por la experiencia que tengo en temas de salud, en concreto de alimentación y nutrición, fui a contar mi punto de vista y a poner en valor el adecuado consumo de agua para nuestra salud.

Aquí tienes la entrevista que me hizo Magdalena Romo:

Puedes comprar tu pack de alcalinización pinchando aquí

pack-2-400x400

O este pack pinchando aquí

imagen-jarra-alkanatur-e1515684592875

 

fullsizeoutput_963dAlkanatur cuenta ya con una nueva botella de cristal borosilicato de medio litro, con funda de neopreno y ECO: libre de plomo y metáles pesados. Yo ya tengo la mía y me la llevo a todos los sitios 😉

No olvides que puedes seguirme también en

FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube

¡Cuídate y alcalinízate! 😉

El dolor vino a pararme

El dolor vino a pararme

El dolor vino a pararme. Así titulo mi propio testimonio y lo cuento en Tu vida sin dolor, una guía para pacientes con dolor, familiares y cuidadores, que dan información, difusión y ofrecen ayuda desde hace 4 años.

IMG_8475Una de las iniciativas que llevan a cabo se llama #pacientesquecuentan; Cuando descubrí de qué se trataba no dudé en colaborar, porque creo que si algo está en nuestra mano es contar lo que nos pasa y dar a conocer una enfermedad, la fibromialgia, que ya afecta a más de 3 millones de personas en España.

Aquí la tienes: Tu vida sin dolor/ El dolor vino a pararme

¿Lo compartes? Sería de gran ayuda. También lo tienes en  FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube

¡Gracias y hasta pronto!

Harina de arroz integral casera

Harina de arroz integral casera

¿Arroz blanco o arroz integral?

El arroz integral posee mucho más fibra que el arroz blanco, la cual se encuentra principalmente en su capa externa, conocida como salvado. Además su aporte de vitaminas y minerales también es mayor.

Gracias a su contenido en fibra ayuda a regular el funcionamiento intestinal y reduce los niveles de colesterol. Además, se absorbe más lentamente, por lo que no altera los niveles de glicemia e insulina, siendo un alimento de bajo índice glicémico. Es más saciante y evita la ansiedad.

Por todas estas razones, yo siempre consumo arroz integral mejor que el blanco. Pero cuando busco harina de arroz no la encuentro integral, así que opto por prepararla de forma casera. Te aseguras de que no está adulterada e incluso te ahorras dinero, ya que las harinas suelen ser bastante caras.

Rice flour

Cómo hacer harina de arroz integral paso a paso:

  • El arroz en general, primero se debe lavar para liberar el exceso de almidón y posibles impurezas que pueda tener.
  • Después lo ideal es que lo dejemos a remojar unas 8 horas; Con esto estamos ayudando a que sea más digerible y que se liberen enzimas importantes, que le permitirán aumentar la disponibilidad de sus nutrientes, al inducir, con la humedad del agua, a que el grano arranque el proceso de germinación. Además ayudamos a que se triture mejor.
  • Se cuela, se enjuaga y se vuelca en un paño seco para secarlo. No pasa nada porque quede un poco húmedo.
  • Se echa en la trituradora o robot de cocina. Tarda unos 4 ó 5 minutos en quedar una harina fina.

¿Cómo conservar la harina?

Se puede echar en una bolsa y conservar en la nevera un poco húmeda o en el congelador (ideal si se va a usar para hacer pan). Otra forma de conservarla es en un frasco, pero en este caso habría que quitarle la humedad para evitar que salgan hongos. Se puede calentar unos minutos en una cazuela o en el horno extendida en una bandeja.

Espero que te haya servido y te animes a hacer tu propia harina de arroz integral. Como ves, es fácil, rápido. Lo siguiente es que te pongas manos a la masa a hacer tus propias recetas con esta harina sin gluten, ideal para tus postres más saludables.

Puedes ver algunas recetas aquí en mi blog, como por ejemplo Receta de crepes de pollo, maíz y puerro 🙂 y en mi libro Cocina saludable: adelgaza y disfruta comiendo. También en versión papel aquí. Y por supuesto en redes sociales   FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube

¡Gracias por tu confianza y hasta muy pronto!

El dolor vino a pararme

Fibromialgia: características, relación con el estrés, y tratamiento

El doctor Manuel Martínez Lavín es médico internista y reumatólogo. Sus últimas investigaciones han sido en relación a la interacción entre enfermedades reumáticas y cardiovasculares.

Una de sus pasiones ha sido la investigación en fibromialgia, y me he atrevido a resumir en un vídeo su visión de esta enfermedad y las conclusiones a las que ha llegado, que son bastante esperanzadoras. Tanto si eres paciente como si eres familiar o amigo, te recomiendo y hasta te pido que dediques unos minutos a ver este vídeo. Solo si estamos informados podremos avanzar y conseguir una curación.

Recuerda que puedes seguir esta y otras publicaciones también en   FacebookTwitterInstagram o canal de Youtube. Y también información valiosa en cuanto a alimentación y hábitos saludables  en mi libro, que no olvides, está publicado en Amazon y lo tienes pinchando aquí: Cocina saludable: adelgaza y disfruta comiendo (ebook),  y aquí: Cocina saludable: adelgaza y disfruta comiendo (tapa blanda).

Un abrazo y mucho amor del que cura 😉

Ir al contenido